Construcción de las Guitarras Manzanero.

Todas las maderas empleadas en la construcción de nuestras Guitarras tienen una antigüedad mínima de 25 años, lo cual nos garantiza una especial calidad del sonido y la imposibilidad de movimientos y roturas. Además de esta meticulosa selección, son sometidas durante mas de dos años a un cuidado especial en nuestro secadero, siendo seleccionadas después exclusivamente las mejores, para que sean de primerísima calidad.

 

La Tapa Armónica

Es la parte que requiere mayor cuidado, pues de ella depende fundamentalmente el sonido del instrumento.Esta es de Pinoabeto Alemán y va calibrada meticulosamente hasta conseguir la medida optima para cada tipo de tapa armónica.

    

Por la parte exterior,  en la Boca o Roseta se encuentra el mosaico, esta especie de dibujo que esta totalmente hecho a mano a base de piececitas de madera de colores incrustadas, dándole ese aspecto tan exclusivo y agradable a nuestras guitarras.

    

En la parte interior de la tapa van colocadas las barras armónicas y otras mas pequeñas componiendo el abanico de refuerzo de la tapa, así como la sobreboca o refuerzo de la boca y el sobrepuente refuerzo de este.

    

Los Aros

Los Aros, realizados al igual que el fondo, en madera de Palosanto para la guitarra Clásica y Ciprés en la Flamenca, cogen su forma tras ser domados al fuego, después de haberlos tenido reposando en agua unas cuantas horas. Posteriormente se les pega la culata o refuerzo en la unión inferior de los mismos, para a continuación ensamblar sobre la tapa armónica y el mástil.

   

Para esta unión se utilizan unas pequeñas piezas de madera llamadas zoquetillos, que unen los Aros con la Tapa Armónica.

 

El  Fondo

El fondo o suelo tiene como principal misión, en conjunto con los Aros, componer la Caja Armónica. Este lleva tres barras transversales mas una tira central que ayuda en la junta de las dos partes de las que se compone el fondo.